Descubren nuevo dinosaurio en Brasil

From: http://www.elnorte.com/ciencia/articulo/667229/
 
El nombre de la especie viene también de 'Topa', una divinidad que adoraban los Maxakalis
AFP

Río de Janeiro,  Brasil (28 agosto 2006).-  Una nueva especie de dinosaurio de la familia de los titanosaurios, de 13 metros de largo y 9 toneladas de peso que vivió hace 80 millones de años en Brasil, fue presentada hoy en Brasil por un equipo de paleontólogos de la Universidad de Río de Janeiro.

El nuevo dinosaurio fue bautizado "Maxakalisaurus topai", en homenaje a los indios "Maxakali" que vivían en la región donde se encontraron los huesos, a 45 kilómetros de Prata, en el oeste del estado de Minas Gerais, explicó Alexander Kellner, coordinador del equipo que lo descubrió.

El nombre de la especie viene también de "Topa", una divinidad que adoraban los Maxakalis, según Kellner.

"Es el primer dinosaurio de gran talla (enteramente) descrito y montado en Brasil", precisó Kellner, sobre la réplica de tamaño natural preparada por especialistas de la Universidad federal de Río (URFJ) sobre la base de los huesos encontrados.

"Más importante que el descubrimiento de esta subespecie es la reconstitución (en resina) de un dinosaurio de este tamaño que es notable: llevó tres años", dijo a la AFP.

Según el paleontólogo, este dinosaurio herbívoro se diferencia de los otros titanosaurios -un grupo de saurópodos que se extendió en gran parte de los continentes (América del sur, África y Europa) en el Cretáceo superior- debido a la configuración particular de las vértebras del hueso sacro y de las de la cola.

La nueva especie "se acerca al saltasaurio", precisó Kellner.

Los primeros vestigios fueron descubiertos hace 10 años y las excavaciones se desarrollaron en 1998, 2000, 2001 y 2002.

El estudio permitió reconstituir algunos aspectos de la vida de este nuevo dinosaurio. El Maxakalisarus topai no estaba solo. Cerca de él se encontraron dientes de "crocodilomorphes" y de dinosaurios carnívoros.

Algunos huesos del Maxakalisaurus topai -todos conservados en el Museo Nacional de la URFJ- presentaban marcas de dientes, lo que permite suponer que fue devorado por animales carnívoros tras su muerte, probablemente "dinosaurios terópodos", estimó Kellner.