Sikismo

El sikismo fue fundado en el siglo XV por el Gurú Nanak que pretendió unificar hinduismo e islamismo conjugando lo mejor de cada religión. Son sus creencias básicas el monoteísmo, la negación de las castas, la humildad y el servicio al prójimo.

La mayoría de siks se concentran en la región del Punjab dónde se encuentra su centro más sagrado: el templo de Oro de Amritsar

Los especialistas en religiones orientales generalmente creen que el sikismo es una religion sincrética, relacionada con el movimiento Bhakti dentro del Hinduismo y la rama Sufi del Islam. Sin embargo, muchos seguidores de esta religión no están de acuerdo, ellos creen que su religion fue revelada directamente por Dios. De hecho, el Sikismo si contiene muchos postulados y principios únicos que son diferentes del Hinduismo y el Islam. Joseph D. Cunningham (1812-1851), el autor de "Una hisotoria de los Sikhs", comenta: "ha sido común relacionar a los Sikhs como Hindues... sin embargo, en cuanto a fe religiosa y aspiraciones mundanas, son totalmente diferentes de otros hindúes".