Indagan tumba de rey azteca

From: http://www.elnorte.com/nacional/articulo/384/767841/

Aug 4, 2007

El monolito de la diosa Tlaltecuhtli, de 3.5 metros de ancho y 4 metros de largo, fue hallado frente al Templo Mayor en octubre de 2006.

Considera el INAH que bajo monolito del DF podría estar la cripta con cenizas de Ahuizotl

Cd. de México  (4 agosto 2007).-  Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia ubicaron bajo el monolito de la diosa Tlaltecuhtli, en el predio de Las Ajaracas en Centro Histórico del DF, indicios de la que podría ser la primera tumba descubierta de un rey azteca.

Equipos de radar de penetración subterránea detectaron, a cinco metros de profundidad, cámaras interiores donde se cree que podrían estar depositadas las cenizas de Ahuizotl, octavo rey de Tenochtitlán, quien gobernó de 1486 a 1502.

"Sería la primera tumba de un dignatario (mexica) que se encuentra", señaló a EL NORTE, Luis Alberto Martos, director de Estudios Arqueológicos del INAH.

La agencia AP reportó ayer que los arqueólogos del INAH localizaron una entrada de dos metros cuadrados llena de agua, piedras y lodo, donde ha sido necesario utilizar equipo de bombeo para controlar el nivel de agua durante las excavaciones.

Será necesario descender al terreno, en forma de cruz, para confirmar que es una cámara funeraria.

Según AP, los arqueólogos podrían ingresar en octubre, y no descartan hallar las cenizas del tlatoani, que habría sido cremado en 1502.

La imagen de radar muestra que la cripta está sellada, lo que alimenta las esperanzas de encontrar intacta la tumba, indicó Martos.

El INAH anunció en marzo que, como parte de su temporada de investigación 2007 del Templo Mayor, se utilizarían equipos de radar para determinar si bajo del monolito existía una cámara funeraria.

El instrumento capta con radiaciones electromagnéticas formaciones rocosas y huecos en el subsuelo.

"Lo estamos haciendo muy, muy despacio.... la responsabilidad es muy grande y queremos registrar todo.

"Es que es la primera vez que nos enfrentamos a un contexto así. Es sorprendente, creíamos que lo conocíamos todo, pero la realidad lo desmiente a uno. Es un contexto totalmente nuevo para nosotros y no sabemos cómo sea precisamente allí abajo", declaró a la AP el arqueólogo Leonardo López Luján, a cargo del proyecto Templo Mayor.

Basan hipótesis en su ubicación

Ahuizotl, octavo rey de Tenochtitlán y antecesor de Moctezuma II, gobernó desde 1486 hasta su muerte en 1502.

La hipótesis de que sus cenizas están bajo el monolito en Las Ajaracas se apoya en el hecho de que la escultura se localizó junto a un edificio llamado cuauhxicalco, donde fueron colocadas las cenizas de gobernantes como Axayácatl y Tizoc.

Además, las crónicas relatan que los despojos de Ahuizotl se inhumaron "en el lado del cuauhxicalco".

Según el arqueólogo Ernesto González Licon, Ahuizotl pudo, como Pakal en Palenque, haber planeado cómo sería su tumba, pero no hay que olvidar, acotó, que cuando un soberano moría sus deudos se ocupaban de la ceremonia.

Una de las posibles razones por las que no se han encontrado restos de monarcas mexicas es que fueron cremados, a diferencia de la gente común.