Génesis

Capítulo 1

Creación

 

1. En el principio[1] creó Dios el cielo y la tierra. 2. Pero la tierra estaba desierta e informe; y tinieblas, sobre la faz del abismo; y el Espíritu de Dios flotando[2] sobre la faz de las aguas. 3. Y dijo Dios:[3] "Hágase luz"; e hízose luz. 4. Y vio Dios la luz que[4] bella. Y dividió Dios por entre la luz y por entre las tinieblas. 5. Y llamó Dios la luz "día", y las tinieblas llamó "noche". E hízose tarde e hízose mañana: día uno.[5]

6. Y dijo Dios: "Hágase firmamento[6] en medio de las aguas, y esté dividiendo por entre aguas y aguas". E hízose así. 7. E hizo Dios el firmamento; y dividió Dios por entre las aguas que estaban por debajo del firmamento, y por entre las aguas, las por sobre el firmamento. 8. Y llamó Dios el firmamento "cielo". Y vio Dios que[7] bello. E hízose tarde, e hízose mañana: día segundo.

9. Y dijo Dios: "Congréguense las aguas las por debajo del cielo en congregación una, y aparezca la seca". E hízose así. Y congregáronse las aguas las por debajo del cielo en las congregaciones de ella; y apareció la seca. 10. Y llamó Dios la seca "tierra", y las juntas de las aguas llamó "mares". Y vio Dios que bello.

11. Y dijo Dios: "Brote la tierra planta: hierba semillando semilla según género y según semejanza; y leño fructífero, haciendo fruto; del cual la semilla de él en él, según género y según semejanza". E hízose así. 12. Y produjo la tierra planta: hierba semillando semilla según género y semejanza; y leño fructífero, haciendo fruto; del cual la semilla de él, según género y semejanza, sobre la tierra. 13. Y vio Dios que bello. E hízose tarde, e hízose mañana: día tercero.

14. Y dijo Dios: "Háganse lumbreras en el firmamento del cielo para iluminación sobre la tierra, para dividir por entre el día y por entre la noche; y sean para señales, y para sazones, y para días y para años. 15. Y estén para iluminación en el firmamento del cielo, para lucir sobre la tierra". E hízose así. 16. E hizo Dios las dos lumbreras las grandes: la lumbrera la grande para principados del día; y la lumbrera la menor para principados de la noche; y las estrellas. 17. Y púsolas Dios en el firmamento del cielo para lucir sobre la tierra; 18. y principar al día y a la noche, y dividir por entre la luz y por entre las tinieblas. Y vio Dios que bello. 19. E hízose tarde, e hízose mañana: día cuarto.

20. Y dijo Dios: "Produzcan las aguas reptiles de almas vivientes y volátiles volando sobre la tierra por el firmamento del cielo". E hízose así. 21. E hizo Dios los cetáceos los grandes y toda alma de vivientes reptiles, que produjeron las aguas según el género de ellos; y todo volátil alado, según género. Y vio Dios que bellos. 22. Y bendíjoles Dios, diciendo: "Creced y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares; y los volátiles multiplíquense sobre la tierra". 23. E hízose tarde, e hízose mañana: día quinto.

24. Y dijo Dios: "Produzca la tierra alma viviente, según género: cuadrúpedos y reptiles y bestias de la tierra, según género". E hízose así. 25. E hizo Dios las bestias de la tierra, según género, y ganado y todos los reptiles de la tierra, según género. Y vio Dios que bellos.

26. Y dijo Dios: "Hagamos hombre según imagen nuestra y según semejanza; y principe a los peces de la mar, y a los volátiles del cielo, y al ganado, y a toda la tierra, y a todos los reptiles los que reptan sobre la tierra."

27. E hizo Dios al hombre; según imagen de Dios hízole; macho y hembra hízoles. 28. Y bendíjoles Dios, diciendo: "Creced y llenad la tierra, y enseñoreaos de ella y principad a los peces del mar, y a los volátiles del cielo, y a todo ganado, y a toda la tierra y a todos los reptiles que reptan sobre la tierra". 29. Y dijo Dios: "He aquí os he dado toda hierba sembradera, semillando semilla que hay sobre la faz de toda la tierra; y todo leño que tiene en sí fruto de semilla sembradera para vosotros será en comida; 30. y para todas las bestias de la tierra y todo reptil el que repta sobre la tierra, que tiene en sí alma de vida; y toda hierba verde en comida". E hízose así. 31. Y viólo Dios todo cuanto había hecho; y he aquí, bello sobre manera. E hízose tarde, e hízose mañana: día sexto.

 

[1] Empezando la creación.

[2] "Incubando", según el hebreo.

[3] Mandó por medio de su palabra, su verbo, su mismo Hijo.

[4] Era bella: buena y perfecta.

[5] Hubo rotaciones de la luz; aún antes de condensarla Dios en el sol y los astros.

[6] Afianzamiento.

[7] Esto era.

 

Capítulo 2

 

Santifica Dios el día séptimo

 

1. Y consumados fueron el cielo y la tierra y todo el ornato de ello. 2. Y consumó Dios en el día el sexto las obras suyas que hizo; y reposó el día el séptimo de todas las obras suyas que hizo. 3. Y bendijo Dios el día el séptimo y santificóle, porque en él cesó de todas las obras suyas que empezó Dios a hacer.

Epílogo

4. Este, el libro de la génesis de cielo y tierra, cuando fueron creados, el día que hizo Señor Dios el cielo y la tierra. 5. Y todo lo verde[8] de campo aún no había sobre la tierra; y toda hierba de campo aún no había brotado,[9] pues no había llovido Dios sobre la tierra; y hombre no había para trabajarla. 6. Y niebla ascendía de la tierra, regaba toda la faz de la tierra. 7. Y plasmó Dios al hombre, polvo de la tierra. E inspiró en su faz soplo de vida, y vino a ser el hombre en alma viviente.

El Paraíso

8. Y plantó Dios un huerto en Edén[10] hacia el oriente, y puso allí al hombre, que plasmó. 9. Y produjo Dios todavía, de la tierra, todo leño gracioso de ver y bello de comer; y el leño de la vida en medio del paraíso, y el leño de ver lo cognoscible de bello y malo.[11] 10. Y río sale de Edén a regar el paraíso; de allí se parte en cuatro cabezas.[12] 11.Nombre del uno: Fisón; éste, el que rodea toda la tierra de Evilat: allí donde está el oro; 12. y el oro de aquella tierra, bello; y allí está el rubí y la piedra de ónice. 13. Y el nombre del río el segundo: Gehón; éste, el que rodea toda la tierra de Etiopía. 14. Y el río el tercero: Tigris; éste, el que avanza frente por frente de Asiria. Y el río, el cuarto, éste: Eufrates.

15. Y tomó Señor Dios el hombre que plasmó, y púsole en el paraíso de las delicias a trabajar y guardar. 16. Y mandó Señor Dios a Adán,[13] diciendo: "De todo leño el en el paraíso,[14] para alimento, comerás. 17. Del leño, empero, del conocer bello y malo, no comáis de él; y el día que comiereis de él, de muerte moriréis". 18. Y dijo Señor Dios: "No bello, estar el hombre solo: hagámosle auxiliador conforme a él". 19. Y plasmó Dios todavía, de la tierra, todas las bestias del campo y todos los volátiles del cielo,[15] y trájolos a Adán, a ver cómo los llamaba; y todo lo que llamara Adán alma viviente, éste[16] su nombre. 20. Y llamó Adán nombres para todo ganado y todos los volátiles del cielo y todas las bestias del campo; pero para Adán no se halló auxiliador semejante a él. 21. Y lanzó Dios éxtasis sobre Adán y durmióse; y tomó una de sus costillas y rellenó carne en lugar de ella. 22. Y edificó Dios la costilla que tomó de Adán en mujer,[17] y trájola a Adán. 23. Y dijo Adán: "Esto ahora,[18] hueso de los huesos míos, y carne de la carne mía; ésta llamaráse "varona", porque de varón tomada ha sido. 24. Por esto abandonará hombre al padre de él y a la madre; y conglutinaráse con su mujer, y serán dos para en carne una".

Y estaban los dos desnudos, así Adán como su mujer, y no se ruborizaban.[19]

 

[8] Arbustos y árboles.

[9] Hierbas y plantas, creadas ya, aún no se habían desarrollado plenamente, antes de aparecer su rey, el hombre.

[10] Región.

[11] La concupiscencia.

[12] Ríos principales.

[13] "Terreno": el de la tierra, el hombre.

[14] = "Huerto".

[15] Formó Dios entonces de la tierra los animales superiores, los domésticos y afines para, que, viéndolos Adán, comprendiera mejor que nada había semejante a él; sintiese mejor su soledad, y mejor apreciase el beneficio divino de la mujer.

[16] Sería.

[17] Transformó la costilla o parte de ella. En todo el obrar de Dios hay que considerar únicamente su omnipotencia y jamás aplicarle la norma de las cosas materiales y cotidianas de este mundo y vida tan bajos y tan pequeños.

[18] No lo anterior: los animales.

[19] Estaban vestidos de inocencia; de una luz que los envolvía a modo de cendal.

 

Capítulo 3

 

Caída 1.

 

Pero la serpiente era el más sagaz de todos los vivientes los sobre la tierra, que hizo Señor Dios. Y dijo la serpiente a la mujer: "¿Pues qué? ha dicho Dios: "No comáis, no, de todo leño del paraíso"? 2. Y dijo la mujer a la serpiente: "Del fruto del leño del paraíso hemos de comer; 3. pero del fruto del leño que está en el medio del paraíso, dijo Dios: "No comeréis de él ni lo toquéis, no; para que no muráis". 4. Y dijo la serpiente a la mujer: "No de muerte moriréis; 5. pues sabía Dios que el día que comiereis de él, se abrirán los ojos vuestros y seréis como dioses conociendo bello y malo". 6. Y vio la mujer qué bello es el leño de comer, y qué agradable a los ojos de ver y qué gracioso de contemplar:[20] y tomando el fruto de él, comió; y dio también al varón de ella, con ella, y comió. 7. Y abriéronse los ojos de los dos, y conocieron que desnudos estaban; y cosieron hojas de higuera, e hiciéronse cinturones.

8. Y oyeron la voz de Señor Dios paseándose en el paraíso a la tarde, y ocultáronse y Adán y su mujer a faz de Dios en medio del leño del paraíso. 9. Y llamó Dios a Adán y díjole: "Adán, ¿dónde estás?". 10. Y díjole: "La voz tuya he oído paseándote en el paraíso, y temí[21] porque desnudo estoy, y me oculté". 11. Y díjole Dios: "¿Quién te ha significado que desnudo estás, sino que, del leño, del que te mandé: de éste sólo no comer --de él has comido?"

12. Y dijo Adán: "La mujer que has dado[22] conmigo, ésta me ha dado del leño y he comido". 13. Y dijo Señor Dios a la mujer: "¿Qué, esto has hecho?". Y dijo la mujer: "La serpiente engañóme, y comí". 14. Y dijo Señor Dios a la serpiente: "Porque esto has hecho, maldita tú delante de todo el ganado y delante de todas las bestias las sobre la tierra; sobre el pecho tuyo y el vientre andarás y tierra comerás todos los días de tu vida.[23] 15. Y enemistad pondré entre ti y entre la mujer; y entre la simiente tuya y entre la simiente de ella: ella[24] te quebrantará la cabeza, y tú le quebrantarás el calcañar". 16. Y a la mujer dijo: "Multiplicando multiplicaré los dolores tuyos y el gemido[25] tuyo: en dolores parirás hijos, y hacia tu marido, tu conversión, y él te dominará". 17. Y a Adán dijo: "Porque has escuchado la voz de tu mujer y comido del leño, del cual te mandé --de él sólo no comer-- de él has comido, maldita la tierra en tus obras: en dolores comerás de ella todos los días de tu vida.

18. Espinas y cardos te brotará, y comerás la hierba del campo. 19. En sudor de tu rostro comerás tu pan, hasta que vuelvas a la tierra de que se te tomó; que tierra eres y a tierra te irás".

20. Y llamó Adán el nombre de su mujer "Eva";[26] por ser madre de todos los vivientes.

21. E hizo Dios a Adán y a su mujer túnicas pelíceas, y vistióles.

22. Y dijo Dios: "He aquí Adán hecho está cual uno de entre nosotros para conocer bello y malo.[27] Y ahora no sea que extienda su mano y coja del árbol de la vida, y viva por el siglo.[28]" 23. Y envióle Señor Dios fuera del paraíso de las delicias a trabajar la tierra; de que se le tomó. 24. Y echó fuera a Adán y le aposentó frente a frente del paraíso de las delicias; y ordenó a los querubines y la llameante espada la que se volvía,[29] a guardar el camino del leño de la vida.

[20] Ponderación de los hechizos del árbol y del fruto.

[21] Reconociendo mi pobreza y fealdad, después de perder el cendal luminoso.

[22] Puesto; dádome por compañera. No la he podido dejar sola en su desventura.

[23] El demonio es condenado a llevar toda la vida de aquella serpiente la misma vida de ella.

[24] La simiente de Eva: Cristo, y en él, ella misma, esto es, María quebrantará todo el poder del demonio sobre los hombres; aunque no sin que él les aflija dolorosamente, quebrantando su calcañar, por el pecado original y sus males.

[25] Puerperal.

[26] "Vida".

[27] Ironía compasiva y amorosa, para grabar en el hombre la memoria de su culpa.

[28] Reticencia igualmente amorosa. No quiso Dios destruir el árbol divino de la vida (el cual reaparece en el Apocalipsis) sino que lo hizo inaccesible al hombre para que no se eternizase su vida miserable.

[29] Llama en forma de espada que discurría por todas partes.

Capítulo 4 Caín y Abel 1. Y Adán conoció a Eva su mujer, y concibió y parió a Caín. Y dijo: "Adquirí[30] hombre por Dios". 2. Y volvió a parir, al hermano suyo: Abel. E hízose Abel pastor de ovejas; y Caín estaba trabajando la tierra. 3. Y aconteció después de días, ofrecer Caín de los frutos de la tierra sacrificio al Señor; 4. y Abel ofreció también él de los primogénitos de sus ovejas y de las grosuras de ellas; y miró Dios a Abel y sus dones; 5. pero a Caín y a sus sacrificios no atendió. Y entristecióse Caín sobremanera, y decayó su rostro. 6. Y dijo Señor Dios a Caín: "¿Por qué en torno triste te has puesto, y por qué ha decaído tu rostro? 7. Si rectamente hubieres ofrecido, pero rectamente no determinado ¿no has pecado? Tranquilízate: hacia ti la conversión de él;[31] y tú imperarásle". 8. Y dijo Caín a Abel su hermano: "Pasemos a la llanura". Y aconteció, estando ellos en la llanura, alzóse Caín contra Abel, su hermano, y matóle.

9. Y dijo Señor Dios a Caín: "¿Dónde está Abel el hermano tuyo?". Y dijo: "No sé; ¿acaso guarda de mi hermano soy yo?". 10. Y dijo Señor: "¿Qué has hecho? Voz de sangre del hermano tuyo clama a mí de la tierra. 11. Y ahora maldito tú de la tierra que ha abierto su boca para recibir la sangre de tu hermano, de la mano tuya. 12. Cuando trabajares la tierra, tampoco prestará su fuerza para darte:[32] gimiendo y temblando estarás sobre la tierra". 13. Y dijo Caín a Señor Dios: "Mayor mi culpa que para que se me perdone. 14. Si me lanzas hoy de faz de la tierra;[33] y de la faz tuya he de ocultarme[34] y estar gimiendo y temblando sobre la tierra; también todo el que me encuentre,[35] mataráme". 15. Y díjole Señor Dios: "No así; quienquiera que matare a Caín, siete veces[36] lo que agraviare, pagará".

Y puso Señor Dios señal[37] a Caín, para que no le arrebatase todo el que le hallase. 16. Y salió Caín de faz del Señor y habitó en tierra de Naíd,[38] frente a frente del Edén.

17. Y conoció Caín a su mujer, y concibió y parió a Henoc. Y había edificado ciudad; y llamó la ciudad, por el nombre de su hijo "Henoc". 18. Y nació a Henoc, Irad; e Irad engendró a Maviael; y Maviael engendró a Matusalén; y Matusalén engendró a Lamec. 19. Y tomóse Lamec dos mujeres: nombre de una: Adá, y nombre de la segunda: Selá. 20. Y parió Adá a Jabel; éste fue el padre de los que habitan en tiendas, ganaderas. 21. Y nombre de su hermano: Jubal; éste fue el que descubrió salterio y cítara. 22. Y Selá parió, también ella, a Tubalcaín; éste fue forjador broncero de bronce y fierro. (Y hermana de Tubalcaín, Noema).[39] 23. Y dijo Lamec a sus mujeres:

"Adá y Selá, oíd mi voz;

mujeres de Lamec, escuchad mis palabras:

que varón me maté[40] por herida,

y jovencillo por cardenal;

24. porque siete veces se ha vindicado a Caín, pero a Lamec setenta veces siete".

25. Y conoció Adán a Eva su mujer, y concibió y parió hijo. Y denominó el nombre de él: Set,[41] diciendo: "Pues me suscitó Dios simiente[42] otra en lugar de Abel; a quien mató Caín". 26. Y a Set nació hijo y denominó su nombre: Enós; éste esperó[43] que se invocara nombre de Señor Dios.

[30] "Caín"= "adquirí".

[31] Tu hermano; pues tu pecado: tu falta de recta intención al sacrificar, no te quitará la primogenitura y tu imperio sobre él. (Crisóst.)

[32] Fruto.

[33] Natal: el Edén.

[34] Conversaba Dios familiarmente con los hombres.

[35] Ya se había propagado la descendencia de Adán.

[36] Ponderativo es el número siete = sobre toda ponderación.

[37] Extraordinaria. Que su misericordia hizo este prodigio.

[38] O Nod.

[39] Alguna mujer ilustre o poderosa entre los cainitas.

[40] = he de matar a un varón, si me hiere; a un niño si me golpea. El cantar (que dice Lamec ante la invención de las armas hechas por su hijo) refleja la ferocidad de los cainistas.

[41] "Set" = simiente.

[42] Simiente, santa, como la de Abel.

[43] Deseó.

Capítulo 5 Genealogías 1. Este, el libro de generación de Adán. El día que creó Dios a Adán, a imagen de Dios hízole; 2. macho y hembra creóles, y bendíjoles. Y denominó el nombre de ellos Adán, el día que les creó. 3. Y vivió Adán ciento treinta años y engendró a su imagen y a su semejanza y denominó su nombre Set. 4. Y llegaron a ser los días de Adán, después que engendró a Set, ochocientos años; y engendró hijos e hijas. 5. Y llegaron a ser todos los días de Adán los que vivió, novecientos treinta años; y murió.

6. Y vivió Set ciento cinco años y engendró a Enós. 7. Y vivió Set, después que engendró a Enós, ochocientos siete años y engendró hijos e hijas. 8. Y llegaron a ser todos los días de Set novecientos doce años; y murió.

9. Y vivió Enós noventa años y engendró a Cainán. 10. Y vivió Enós, después que engendró a Cainán, ochocientos quince años; y engendró hijos e hijas. 11. Y llegaron a ser todos los días de Enós novecientos cinco años; y murió.

12. Y vivió Cainán setenta años y engendró a Malaleel. 13. Y vivió Cainán, después que engendró a Malaleel, ochocientos cuarenta años; y engendró hijos e hijas. 14. Y llegaron a ser todos los días de Cainán novecientos diez años; y murió.

15. Y vivió Malaleel setenta y cinco años y engendró a Jared. 16. Y vivió Malaleel, después que engendró a Jared, ochocientos treinta años; y engendró hijos e hijas. 17. Y llegaron a ser todos los días de Malaleel ochocientos noventa y cinco años; y murió.

18. Y vivió Jared ciento sesenta y dos años y engendró a Henoc. 19. Y vivió Jared, después que engendró a Henoc, ochocientos años; y engendró hijos e hi- jas. 20. Y llegaron a ser todos los días de Jared novecientos sesenta y dos años; y murió.

21. Y Henoc vivió sesenta y cinco años y engendró a Matusalén. 22. Y com-plació Henoc a Dios; y vivió, después que engendró a Matusalén, trescientos años; y engendró hijos e hijas. 23. Y llegaron a ser todos los días de Henoc trescientos sesenta y cinco años. 24. Y complació Henoc a Dios; y no fue hallado por esto: porque trasladóle Dios.[44]

25. Y vivió Matusalén ciento ochenta y siete años y engendró a Lamec. 26. Y vivió Matusalén, después que engendró a Lamec, setecientos ochenta y dos años; y engendró hijos e hijas. 27. Y llegaron a ser todos los días de Matusalén novecientos sesenta y nueve años; y murió.

28. Y vivió Lamec ciento ochenta y dos años y engendró hijo. 29. Y deno-minó su nombre Noé,[45] diciendo: "Este nos aliviará de las obras nuestras, y de las aflicciones de las manos nuestras y de la tierra a quien maldijo Dios". 30. Y vivió Lamec, después que engendró a Noé, quinientos noventa y cinco años; y engen- dró hijos e hijas. 31. Y llegaron a ser todos los días de Lamec setecientos setenta y siete años; y murió. Y era Noé de quinientos años y engendró a Sem, a Cam y a Jafet.

[44] Al paraíso. (Ecl. 44,16)

[45] "Noé" (Noach) "alivio".

Capítulo 6 Noé 1. Y aconteció, cuando principiaron los hombres a hacerse muchos sobre la tierra, que hijas[46] les nacieron; 2. y, viendo los hijos de Dios[47] a las hijas de los hombres ser bellas,[48] tomáronse cónyuges de entre todas las que eligieran. 3. Y dijo Dios: "No permanecerá, no, mi espíritu en estos hombres por el siglo,[49] por ser ellos carne; y serán los días de ellos ciento veinte años". 4. Y los gigantes estaban sobre la tierra en aquellos días;[50] y, también después entraron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les parieron; éstos son los potentes, los desde el siglo, los hombres los renombrados. 5. Y, viendo Dios que se habían multiplicado las malicias de los hombres sobre la tierra, y cada cual pensaba en su corazón empeñosamente lo malo todos los días; 6. arrepintióse Dios de haber hecho al hombre sobre la tierra; y se entristeció en su corazón. 7. Y dijo Dios: "Borraré al hombre, que creé, de faz de la tierra, desde el hombre, al ganado; y desde los reptiles a los volátiles del cielo; que me pesa haberlos creado"[51]. 8. Pero Noé halló gracia en los ojos de Dios.

9. Y éstas, las génesis[52] de Noé, hombre justo; perfecto siendo en sus generaciones; a Dios complació Noé. 10. Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y Jafet. 11. Y perdióse la tierra a faz de Dios; y llenóse la tierra de iniquidad. 12. Y vio Dios la tierra; y estaba perdida; que perdido había toda carne en su camino sobre la tierra.

13. Y dijo Dios a Noé: "Fin de toda carne ha llegado a faz mía,[53] que llena está la tierra de iniquidad de ellos; y he aquí yo perderé a ellos y la tierra.

14. Hazte un arca de maderos pulidos;[54] alcobas y alcobas harás el arca, y asfaltarásla por dentro y por fuera con asfalto.

15. Y así harás el arca: de trescientos codos, el largo del arca; de cincuenta codos el ancho, y de treinta codos, el alto de ella. 16. Abertura en el arca harás y en un codo terminarás la terminación de ella;[55] y la puerta del arca harás a los lados; de piso inferior, segundo y tercero la harás. 17. Y yo he aquí traigo aguas de diluvio sobre la tierra, para perder toda carne en que hay, en ella, aliento de vida debajo del cielo; y cuanto hubiere sobre la tierra, acabará. 18. Y pondré mi alianza contigo; y entrarás en el arca, tú, y tus hijos y tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo. 19. Y de todo ganado, y de todos reptiles, y de todas fieras y de toda carne, dos y dos, macho y hembra serán. 20. De todos los volátiles, según género; y de todo ganado, según género; y de todo reptil de la tierra según género, dos y dos de to-dos entrarán a ti, para alimentarse contigo, macho y hembra. 21. Y tú te tomarás de toda vitualla que coméis, y juntarás contigo y será para ti y aquellos para comer". 22. E hizo Noé todo cuanto le mandó Dios; así hizo.

[46] Por antonomasia.

[47] Angeles inferiores, antropomorfos.

[48] Aquellas hijas superiores eran de belleza sobrehumana; de modo que aquellos semiángeles, prevaricando, decayeron de su estado, eligiendo cada cual para sí la más bella; enlace de que nació la segunda raza de gigantes y héroes; aquellos super-hombres de que está llena la tradición antigua.

[49] Por muchos siglos. Dios señaló a aquella generación perversa, ciento veinte años para que se arrepintiesen.

[50] La primera generación de gigantes; a los que se añadieron los superhombres, hijos de los semiángeles caídos.

[51] Creados para el hombre, habían de desaparecer con él.

[52] Nacimiento y vida: historia.

[53] Está delante de mí; ha sido decretado por mí.

[54] "Ciprecinos".

[55] Sobre la ventana o ventanas haya todavía un codo hasta el techo del arca.

Capítulo 7 El diluvio 1. Y dijo Señor Dios a Noé: "Entra tú y toda tu casa en el arca; pues a ti vi justo a faz mía en esta generación. 2. Y del ganado del puro entra contigo siete y siete,[56] macho y hembra; pero de los no puros dos y dos, macho y hembra; 3. y de los volátiles del cielo[57] siete y siete, macho y hembra; para conservar simiente sobre la faz de toda la tierra. 4. Pues aún días siete, y traigo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y borraré todo ser que hice, de la faz de la tierra". 5. E hizo Noé todo cuanto le había mandado el Señor. 6. Y Noé era de seiscientos años, y el diluvio fue sobre la tierra. 7. Y entró Noé, y sus hijos, y su mujer y las mujeres de sus hijos con él, en el arca por el agua del diluvio. 8. Y de los animales puros y no puros, y de los volátiles, y de todo lo que repta sobre la tierra; 9. dos y dos entraron a Noé en el arca, macho y hembra, así como había mandado el Señor a Noé.

10. Y sobrevino, después de los siete días, que las aguas del diluvio sobrevinieron a la tierra. 11. En el sexcentésimo año de la vida de Noé, el mes segundo, el séptimo día del mes; en este día rompiéronse todas las fuentes del hondo abismo, y las cataratas del cielo abriéronse; 12. y sobrevino la lluvia a la tierra cuarenta días y cuarenta noches. 13. En este mismo día entró Noé, Sem, Cam y Jafet, sus hijos, su mujer y las tres mujeres de sus hijos con él en el arca. 14. Y todas las fieras, según su género; y todo ganado, según género; y todo reptil que se mueve sobre la tierra, según su género; y todo volátil, según su género: todo lo alado, todo lo plúmeo; 15. llegáronse a Noé; al arca, dos y dos, macho y hembra, de toda carne en que hay aliento de vida. 16. Y los que se llegaron, macho y hembra de toda carne, entraron, así como había mandado Dios a Noé; y cerró el Señor el arca por de fuera de él. 17. Y sobrevino el diluvio a la tierra cuarenta días; y multiplicáronse las aguas y alzaron el arca, y remontóse de sobre la tierra. 18. Y prevalecían las aguas y multiplicábanse impetuosamente sobre la tierra; y flotaba el arca por sobre las aguas. 19. Y las aguas prevalecían impetuosamente impetuosas sobre la tierra, y cubrieron todos los montes, los erguidos que hay debajo de todo el cielo. 20. Quince codos por encima remontáronse las aguas. 21. Y pereció toda carne que se mueve sobre la tierra; de todos los volátiles, y del ganado, y de las fieras, y todo reptil que se mueve sobre la tierra; y todo hombre. 22. Y todo cuanto tiene aliento de vida, y todo lo que estaba sobre la seca, murió. 23. Y borró todo ser que había sobre la faz de la tierra, de hombre a ganado, a reptiles y a volátiles del cielo; y borrados fueron de la tierra; y quedó sólo Noé y los con él en el arca. 24. Y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento cincuenta días.

[56] Pares.

[57] "Los puros, siete y siete, macho y hembra; y de todos los volátiles los no puros, dos y dos, macho y hembra". (Los Setenta).

Capítulo 8 Fin del diluvio 1. Y acordóse Dios de Noé, y de todas las fieras y de todo el ganado que estaban, con él en el arca, y trajo viento sobre la tierra, y cesaron las aguas. 2. Y cerráronse las fuentes del abismo y las cataratas del cielo; y detenida fue la lluvia del cielo; 3. y retirábanse las aguas yéndose de la tierra, y disminuyeron después de ciento cincuenta días.[58] 4. Y asentóse el arca en el mes séptimo, el día vigésimo séptimo del mes, sobre los montes de Ararat. 5. Y las aguas, yéndose, disminuyeron hasta el décimo mes, y en el décimo[59] mes, el primero del mes, aparecieron las cimas de los montes.

6. Y aconteció después de cuarenta días abrir Noé la ventana del arca que había hecho; 7. y envió el cuervo;[60] que saliendo no volvió[61] hasta que se secaron las aguas sobre la tierra. 8. Y envió la paloma de sí, para ver si habían cesado las aguas sobre la faz de la tierra. 9. Y no hallando la paloma reposo para sus pies,[62] volvió a él al arca, porque agua había sobre la faz de toda la tierra; y, extendiendo su mano, cogióla y entróla en el arca. 10. Y aguardando todavía siete días más, de nuevo envió la paloma. 11. Y volvió a él la paloma hacia la tarde y tenía una hoja de olivo cogida en su boca. Y conoció Noé que habían cesado las aguas sobre la tierra. 12. Y, aguardando todavía siete días más, de nuevo envió la paloma; y no hubo de volver a él ya.

13. Y aconteció en el sexcentésimo primer año[63], el primer mes, el primer día del mes, haberse secado las aguas sobre la tierra; y, abrió Noé el techo del arca, y vio que se habían secado las aguas de la faz de la tierra. 14. Y en el mes segundo, el séptimo y vigésimo día del mes del todo seca estaba la tierra.

15. Y habló Dios a Noé, diciendo: 16. "Sal del arca tú y tu mujer, y tus hijos y las mujeres de tus hijos, contigo. 17. Y todos los animales que están contigo, de toda carne, de volátiles a ganado y todos los reptiles que se mueven sobre la tierra, saca contigo y esparcíos sobre la tierra; creced y multiplicaos sobre la tierra".

18. Y salió Noé y su mujer, y sus hijos y las mujeres de sus hijos con él; 19. y todas las fieras, ganado y reptiles que se mueven sobre la tierra, según su género, salieron del arca.

20. Y edificó Noé altar al Señor, y tomó de todo ganado y volátiles puros, y ofreció holocaustos sobre el altar. 21. Y olió Dios olor de suavidad y dijo Dios pensando:[64] "No volveré ya a maldecir la tierra por los hombres; que yace el pensamiento solícitamente sobre lo malo desde su adolescencia. No volveré, pues, a percutir a toda carne viviente, tal como lo hice. 22. Todos los días de la tierra, simiente y mies, frío y calor, noche y día no reposarán".

[58] Véase 7,24.

[59] "Undécimo". (S)

[60] "Para ver si habían cesado las aguas". (S)

[61] Iba y venía al arca, pero sin entrar en ella.

[62] Las cumbres de los montes ya descubiertas no eran sino inmensos lodazales.

[63] "De la vida de Noé". (S)

[64] Dentro de sí, como arrepintiéndose de lo hecho.

Capítulo 9 Noé después del diluvio. Dios le bendice. 1. Y bendijo Dios a Noé y sus hijos, y díjoles: "Creced y multiplicaos y llenad la tierra[65] 2.Y vuestro temor y terror será sobre todos los animales de la tierra, y sobre los volátiles del cielo; y todo lo que se mueve sobre la tierra y todos los peces de la mar bajo vuestras manos dados están. 3. Y todo lo que se mueve y vive seráos comida: cual hortalizas verdes os he dado todo. 4. Sólo que carne en su sangre[66] no comeréis. 5. Sólo que la sangre vuestra de vuestras almas exigiré: de mano de todas las fieras exigiréla; y de mano de hombre; de mano de cada cual exigiré la vida del hermano suyo; 6. quien derramare sangre de hombre, por hombres será derramada su sangre; que a imagen de Dios ha sido hecho el hombre. 7. Y vosotros creced y multiplicaos, y extendeos por la tierra y llenadla.

Alianza de Dios con Noé

8. Y dijo Dios a Noé, y a sus hijos con él, diciendo: 9. "He aquí yo estatuyo mi pacto con vosotros y con vuestra simiente, después de vosotros, 10. y con toda alma viviente con vosotros, en volátiles, y en ganado, y en todas las fieras. 11. Y estableceré mi pacto con vosotros: que no perecerá toda carne ya, por las aguas del diluvio, y no habrá ya diluvio de aguas para perder la tierra". 12. Y dijo Dios: "Esta la señal del pacto que yo doy entre mí y vosotros, para generaciones sempiternas: 13. mi arco pondré en la nube, y será para señal del pacto entre mí y la tierra. 14. Y será: nublando yo con nubes la tierra, aparecerá el arco mío en la nube, 15. y recordaré el pacto mío con vos y toda alma viviente en toda carne. 16. Y estará el arco mío en la nube y le veré, para recordar pacto sempiterno entre mí y toda alma viviente en toda carne que hay sobre la tierra". 17. Y dijo Dios a Noé: "Esta es la señal del pacto que he pactado entre mí y toda carne que hay sobre la tierra".[67]

18. Y eran los hijos de Noé que salieron del arca: Sem, Cam y Jafet; (Cam era padre de Canaán). 19. Estos tres son los hijos de Noé; de éstos poblóse toda la tierra.

20. Y empezó Noé como hombre agrícola de la tierra, y plantó viña. 21. Y bebió del vino, y embriagóse y desnudóse en su casa. 22. Y vio Cam, el padre de Canaán, la desnudez de su padre, y saliendo, anunciólo a sus dos hermanos fuera. 23. Y, cogiendo Sem y Jafet la vestidura, pusiéronla sobre sus hombros, y caminaron, mirando hacia atrás, y cubrieron la desnudez de su padre. 24. Y despertó Noé del vino, y conoció cuanto le había hecho su hijo menor. 25. Y dijo:

"Maldito Canaán:[68]

siervo de siervos[69] será a sus hermanos".

26. "Bendito, Señor, el Dios de Sem,

y será Canaán siervo suyo.

27. Dilate Dios a Jafet,

y habite[70] en las casas de Sem,

y hágase Canaán siervo suyo".[71]

28. Y vivió Noé, después del diluvio, trescientos cincuenta años; 29. y llegaron a ser todos los días de Noé novecientos cincuenta años; y murió.

[65] "Y enseñoreaos de ella". (S)

[66] No la devoraréis como las fieras; para que no os encruelezcáis, como ellas. En obsequio del hombre mataréis las fieras homicidas. La sangre es el elemento más vital del cuerpo y me pertenece a mí.

[67] "De la tierra, cuantas con vosotros de todos los que han salido del arca". (S)

[68] Sólo en Canaán y su descendencia es maldito Cam.

[69] Totalmente siervo.

[70] Hasta habitar --que no le bastan las viviendas propias.

[71] "De ellos". (S)

Capítulo 10 Genealogías de los hijos de Noé 1. Estas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet. 2. Hijos de Jafet: Gomer, y Magog, y Madai, y Javán, y Tubal, y Mosoc y Tiras. 3. E hijos de Gomer: Ascenez, y Rifat y Togorma. 4. E hijos de Javán: Elisa, y Tarsis, Cetim y Dodanim. 5. De éstos dividiéronse las islas[72] de las gentes en la tierra de ellos; cada cual según su lengua y sus familias en las gentes de ellos. 6. E hijos de Cam: Cus, y Mesraím, y Fut, y Canaán. 7. Hijos de Cus: Sabá, y Hevila y Sabata, y Regmá, y Sabatacá. Hijos de Regmá: Sabá y Dadán. 8. Y Cus engendró a Nemrod; éste comenzó a ser gigante sobre la tierra. 9. Este era gigante cazador a faz de Señor[73] Por esto dirán: "Cual Nemrod gigante cazador a faz de Señor". 10. E hízose principio de su reino Babilonia, y Arac, y Acad y Calanne en la tierra de Sennaar. 11. De aquella tierra salió a Asur, y edificó a Nínive y Roboot ciudad y Calé, 12. y a Resén entre Nínive y Calé; ésta, la ciudad la grande[74] 13. Y Mesraím engendró a los ludim, y anamim, y laabim, 14. y fetruim y casluim; de donde salieron los filisteos y los caftorim. 15. Y Canaán engendró a Sidón, su primogénito y al heteo, 16. y al jebuseo y amorreo y gergeseo, 17. y heveo, y araceo y sineo, 18. y aradio y samareo, y amateo. Y después de esto disemináronse los pueblos de los cananeos. 19. Y fueron hechos los límites de los cananeos, desde Sidón hasta llegar a Gerar y Gaza; hasta llegar a Sodoma, y Gomorra, y Adamá y Seboím; hasta Lesá. 20. Estos son los hijos de Cam según sus tribus; según sus lenguas; en sus regiones y en sus gentes. 21. Y a Sem también le nacieron,[75] al padre de todos los hijos de Heber, al hermano de Jafet el mayor. 22. Hijos de Sem: Elam y Asur y Arfaxad y Sud y Aram. 23. Hijos de Aram: Us y Hul y Geter y Mes. 24. Y Arfaxad engendró a Salé y Salé engendró a Heber. 25. Y nacieron a Heber dos hijos: nombre del uno, Faleg,[76] porque en sus días se dividió la tierra; y nombre de su hermano, Jectán. 26. Y Jectán engendró a Elmodad, y Salef, y Asarmot y Jaré, 27. y Adurám, y Uzal, y Declá, 28. y Ebal, y Abimael, y Sabá, 29. y Ofir, y Hevilá, y Jobab; todos estos, hijos de Jectán.

30. Y fue hecha la habitación de ellos, desde Mesá hasta llegar a Sefar, monte oriental. 31. Estos, hijos de Sem, según sus tribus, según sus lenguas; en sus regiones y en sus gentes. 32. Estas, las tribus de Noé, según sus generaciones, en sus gentes; y de éstos se diseminaron las gentes por la tierra, después del diluvio.

[72] Marca, provincia.

[73] Verdadera, soberanamente.

[74] Nínive.

[75] Hijos.

[76] "División".