Explica Papa resurrección con la ciencia

Original: http://www.elnorte.com/internacional/articulo/629054/

Según las explicaciones de Joseph Ratzinger Jesús resucitó porque estaba tan unido a Dios que formaba con él una única persona

AFP

Cd. del Vaticano,  Vaticano (15 abril 2006).-  La defensa de la doctrina de la Iglesia y de la familia centraron las intervenciones de Benedicto XVI en la primera Semana Santa que ha celebrado como Papa y en cuya Vigilia Pascual recurrió hoy a la teoría de la evolución para explicar la resurrección de Cristo.

"Si por una vez podemos utilizar el lenguaje de la teoría de la evolución la resurrección de Cristo es la mayor mutación, el salto más decisivo a una dimensión totalmente nueva jamás ocurrido en la larga historia de la vida", afirmó Benedicto XVI, visiblemente cansado.

"Se trata de un salto cualitativo en la historia de la evolución y de la vida en general hacia una existencia futura nueva, hacia un mundo nuevo", aseguró el Pontífice en la homilía de la larga vigilia que tuvo lugar en la Basílica de San Pedro de Roma y que terminó en las primeras horas locales de la noche del sábado al domingo.

Según explicó el Papa, Jesús resucitó porque estaba tan unido a Dios que formaba con él una única persona.

Los cristianos, con el bautismo, tienen acceso a esa resurrección, añadió Benedicto XVI, que durante la celebración bautizó a siete jóvenes y adultos de diferentes nacionalidades.

La Vigilia del sábado, cuando los católicos velan a la espera de la resurrección de Cristo, estuvo exenta, como los demás actos de la primera Semana Santa como Papa del alemán Joseph Ratzinger de la atmósfera dramática de la de 2005, debido a la agonía de su predecesor, Juan Pablo II.

El Domingo de Pascua coincidirá, además este año, con el cumpleaños 79 del propio Benedicto XVI, que fue elegido Papa el 19 de abril de 2005, y que como Pontífice celebrará su primera misa de resurrección en la Plaza de San Pedro para, a continuación, impartir también el tradicional mensaje "Urbi et Orbi".

Los medios de comunicación italianos han asegurado que Benedicto XVI aprovechará su mensaje para hacer un llamamiento a la comunidad internacional en favor de una solución negociada de la crisis entre Occidente e Irán por el programa nuclear de Teherán.

El Papa también tendría intención de hablar de la situación de Medio Oriente y pedir a los italianos que busquen la concordia tras las elecciones legislativas del 9 y 10 de abril, ganadas por un escaso margen por el centroizquierda y que han puesto de manifiesto un país profundamente dividido.


En 2005, Juan Pablo II, quien murió pocos días después de la Semana Santa, no pudo ni siquiera pronunciar la bendición "Urbi et Orbi" y tuvo que resignarse a ser un espectador en las restantes celebraciones pascuales, incluido el viacrucis del Viernes Santo, en el Coliseo, en pleno corazón de Roma.

Este año, Benedicto XVI puso fin a la procesión que conmemora la muerte de Cristo, ante los miles de personas presentes en las calles adyacentes al Coliseo recordando los sufrimientos de la humanidad, como los niños abandonados y explotados, la amenazas contra la familia y la división del mundo entre ricos y pobres.

La defensa de la familia centró gran parte de las estaciones del viacrucis porque dicha institución es víctima de una agresión, dijo el pontífice, fruto de un orgullo diabólico que querría volver a inventar la humanidad.