Los cuatro tipo de sectas

*Ensayos de fuentes católicas.

Al tiempo que las noticias de la masacre de Jonestown conmovían durante unos días al mundo, a finales de los setenta había una incomprensión generalizada acerca del papel del control mental antiético o el alto nivel que había alcanzado su uso en la sociedad. En la década siguiente a la masacre, las sectas han continuado su crecimiento sin obstáculos. Aparecen nuevas sectas, y las antiguas se vuelven más complejas y menos aparentes. En la actualidad, hay grupos que utilizan técnicas de control mental en varios y diferentes sectores de la sociedad. Estos grupos incluyen las sectas religiosas, las políticas, las psicoterapéuticas/ educacionales y las comerciales.

Sectas religiosas

Son las más conocidas y las más numerosas. Estos grupos están centrados en los dogmas religiosos. Algunos se basan en la Biblia, otros en religiones orientales, otros en temas esotéricos, y los hay que siguen la invención de sus líderes. A pesar de que los más de ellos proclaman que sólo se interesan por el espíritu, lo único que hay que hacer para descubrir sus verdaderos objetivos es observar el énfasis que ponen en el mundo "material": el lujoso sistema de vida de sus líderes, los millones de dólares en propiedades inmobiliarias, las numerosas empresas, etc. Ejemplos son: la Iglesia de la Unificación, la Iglesia de la Cienciología, la Iglesia Universal y Triunfante, El Camino Internacional, y Rajneesh.

Sectas políticas

A menudo aparecen en las noticias, con el añadido de la palabra "marginal" o "extremista", pero la mayor parte de la gente que no ha oído hablar de los engaños para reclutar adeptos o las prácticas de control mental que las distinguen de los fanáticos del montón. Un grupo, conocido como "Move", fue desalojado a tiros por la policía en Filadelfia, tras atrincherarse en una casa en la que tenían todo un arsenal. También está "La Nación Aria", que dirige campos de "supervivencia", sostiene la doctrina de la supremacía de la raza blanca y pretende hacerse con el poder o morir en el intento.

Sectas psicoterapéuticas/educacionales

Organizan talleres de trabajo y seminarios, por lo general en los salones de algún hotel, con unas cuotas de inscripción de cientos de dólares, para desarrollar el "conocimiento interior" y la "concienciación". Estas sectas emplean muchas de las técnicas básicas del control mental para que los participantes vivan una experiencia que satisfaga sus expectativas. Esta satisfacción momentánea es todo lo que consiguen la mayor parte de los clientes, pero hay otros a quienes se manipula para que se inscriban en cursos más avanzados y más caros. Los graduados de estos cursos superiores pueden acabar enganchados por el grupo. Una vez comprometidos, se les pide que traigan a amigos, parientes y compañeros de trabajo, o bien que los abandonen. No se permite a los reclutadores que expongan el programa con detalle. Muchos de estos grupos han provocado en sus miembros crisis nerviosas, separaciones y fracasos empresariales. En algunos casos, las personas que lideran estos grupos tienen antecedentes más que dudosos y pocas o ninguna referencia fiable.

Sectas comerciales

Creen en el dogma de la codicia. Engañan y manipulan a las personas para que trabajen por muy poco dinero o gratis, con la esperanza de hacerse ricos. Existen muchísimas organizaciones mercantiles estructuradas como pirámides, o de múltiples niveles, que prometen enormes ganancias pero exprimen a sus víctimas. Luego aplastan la autoestima de los explotados para que no protesten. El éxito depende del reclutamiento de nuevas personas, que a su vez reclutan a otras. Otras sectas comerciales son aquellas que convencen a los incautos para que vendan suscripciones de revistas o artículos diversos de puerta en puerta. Estas sectas publican anuncios en los periódicos locales en los que prometen viajes emocionantes y carreras lucrativas. Los reclutadores organizan "entrevistas" en sus habitaciones de hotel, a la caza de estudiantes de bachillerato y universitarios. Cuando la persona es "aceptada", por lo general tiene que pagar una cantidad para su "entrenamiento" y después la envían en furgoneta a lugares lejanos para vender sus mercancías. A estos vendedores se les manipula a través del miedo y la culpa, y en ocasiones sufren abusos físicos y sexuales. Estas personas se convierten en esclavos de la "compañía" y tienen que entregar lo que ganan para pagar su "manutención y alojamiento".