Sectas y grupos sectarios

Original: http://www.defiendetufe.org/sectas_y_grupos_sectarios.htm

Los resultados obtenidos durante años de investigación sobre los grupos con características sectarias, conducen, en ocasiones a los especialistas a plantearnos sobre qué grupo tiene o no dichas características, dado que si tomamos como referente el significado de la palabra, pocos serian los grupos de cohesión sin estas particularidades.

Desde ciertos grupos de filosofía universitaria, hasta alguna empresa de comidas rápidas, desde la multinacional de refrescos a el club de juegos de rol, hoy todos estos pueden adoptar leves o importantes rasgos sectarios.

No existen casos públicos de empleados de una empresa inmolados en nombre de un maestro o por la inminente llegada del Apocalipsis, tampoco de grupos o logias universitarias que hayan secuestrado niños o abusado de ellos, no obstante algunos de estos grupos presentan un tipo de peligrosidad: condicionamiento conductual, leve.

El condicionamiento conductual, persuasión coercitiva o “lavado de cerebro” como comúnmente se lo denomina, es una técnica psicológica utilizada desde la antigüedad y por lo general manipulada para el control de estado en tiempos pre-bélicos o de contienda, generando en las víctimas pérdida de autonomía y fanatismo como se observó durante la segunda guerra mundial en los aviadores japoneses “kamikaze” o en las tropas europeas de las “wafen SS”.

Dos estudiantes que jugaban “Rol”, asesinan cierta noche y al azar a una persona, debido a que cumplían una “misión” obligada por dicho juego. Varios universitarios norteamericanos se reúnen en una logia llamada “calavera y huesos” donde practican ritos iniciáticos de características masónicas. El empleado de la cadena de comidas rápidas, da una sonrisa al cliente por estar obligado o persuadido para ello.

Éstos son sólo algunos de los tantos ejemplos que podría citar. ¿Pero dónde radica la diferencia entre secta y conducta sectaria?

Amén de, en ocasiones ser utilizado “conducta sectaria” en lugar de secta, para referirse a algunos grupos que se ofenden ante la realidad de su encasillamiento y para evitar problemas legales, esta denominación se utiliza para nombrar a grupos que sin llegar a ser secta contiene rasgos similares, a saber: El individuo integra el grupo y no en todas los casos está de acuerdo con sus reglas.

Un sujeto cumple con los cánones del grupo, actúa subordinado y acatado, no obstante al salir de este círculo, su conducta logra readaptarse a sus pautas.

El grupo de conducta sectaria, a diferencia de la secta, deja de existir en la conducta del sujeto por un lapso de tiempo. Se transforma en temporario, alterno, y condiciona a su víctima, sin que éste, en todos los casos, se transforme en su adepto.

En muchas oportunidades su idiosincrasia y pensamientos no varían para nada, dentro o fuera del grupo.

Para el adepto a una secta, la realidad se haya dentro de esta, sea en el grupo o su doctrina. Ésta es el mundo real y fuera de ella todo es de desconfiar y superfluo.

Cuando el adepto no se encuentra rodeado de sus pares adeptos, en el malvado, mundanal y materialista universo del hombre común o profano, sea ya por sus semejantes sanguíneos o afectivos, traslada la secta a sus conductas, en algunos casos ocultas. La secta pasa a ser él y a producir un autoaislamiento de la “insensata incomprensión” de quienes lo rodean.

Comparación de características entre sectas y grupos con conducta sectaria (GCS)

Secta:

  • Líderes: carismáticos, iniciados, semi-dioses, dioses.
  • Libros: sagrados, un manual de vida total.
  • Doctrina: observada y practicada en todo momento.
  • Proselitismo: engañoso.
  • Sometimiento y control: total.
  • Cuotas: obligatorias.
  • Promesas: económicas, espirituales, intelectuales, sociales, etc.
  • Desvinculación: familia, realidad, (total, simbólica o auténtica).
  • Lenguaje: propio.
  • Segregación.

Grupos con tendencias sectarias:

  • Líderes: arquetipos, celebridades, héroes, etc.
  • Libros: importantes, ejemplares, un manual de vida parcial.
  • Leyes, reglas, máximas.
  • Proselitismo: exagerado, engañoso.
  • Sometimiento y control: parcial.
  • Cuotas: obligatorias y no.
  • Promesas: económicas, espirituales, intelectuales, sociales, etc.
  • Desvinculación: familia, realidad, (parcial, ficticia).
  • Lenguaje: propio.
  • Segregación.

El “lavado de cerebros” de intensidades variables dentro de los grupos con conducta sectaria, es aplicado sobre sus víctimas y creando en ocasiones en ésta, mayor o menor credulidad o fanatismo de acuerdo a la permeabilidad del sujeto.

La víctima puede estar sujeta al grupo por algún interés en particular y representando el papel de acólito sin aceptar interiormente ni una de las leyes, reglas o máximas del grupo.