El polémico reverendo Moon

Uno de los hombres más ricos del planeta, mencionado por la revista Forbes, líder de la Iglesia de la Unificación y quien ha casado a miles de parejas llega hoy a México
ALEJANDRO SUVERZA
El Universal
Mèxico, Miércoles 21 de diciembre de 2005

A mediados de 1991, el nuevoleonés Salvador Tello Ibarra envió su fotografía a Seúl, Corea. Para entonces, había decidido poner su destino en manos de un hombre. Meses después recibió la fotografía de una mujer brasileña que jamás había conocido en su vida. Era el retrato de la que en breve se convertiría en su esposa.

Salvador la había aceptado porque quien eligió a la mujer, no era cualquier humano. Era más bien un "enviado de Dios". Le llaman el reverendo Moon. Su nombre real es Young Myung Mun. Nunca ha reconocido públicamente ser el nuevo "Mesías", pero asegura que un Domingo de Pascua del año 1935, cuando apenas tenía 15 años, tuvo un encuentro espiritual con Jesús de Nazareth, quien le pidió llevar a cabo el trabajo que él mismo no pudo concluir por su crucifixión.

Desde entonces Moon dice que tiene la misión de unificar al mundo y en 1945, fundó la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, conocida como la Iglesia de la Unificación.

Sus seguidores lo consideran el "Señor del Segundo Advenimiento" o "el Tercer Adán", si se piensa que "Jesús" fue el segundo. De acuerdo con la filosofía Moon, si Cristo no hubiera sido crucificado tendría que haberse casado para dar importancia a la familia como principio básico de comunidades saludables.

En agosto de 1992 en Seúl, Corea, Moon casó a 30 mil jóvenes de diversas nacionalidades bajo el argumento de que la familia es un elemento importante para llegar a un acercamiento pleno con Dios. Entre ellos estaba Salvador Tello, que llevaba la fotografía de su esposa debido a que no habían logrado reunir el dinero suficiente para viajar a esa nación y recibir personalmente la bendición matrimonial del "padre Moon". Después de varios meses de prueba y de comunicación indirecta, Salvador y su nueva pareja formalizaron su relación, se casaron y hoy tienen una hija de siete años.

Para Tello, Moon: "Vino como mensajero de Dios a fundar el reino de los cielos aquí en la tierra. Vino para continuar la misión de Jesús que nos abrió las puertas del cielo. Es un profeta de Dios; Jesús es la mente y el reverendo Moon el cuerpo. Para mí, él es hijo de Dios, el tercer Adán, el que esta aquí en los tiempos del advenimiento de los últimos días, ya anunciado por Jesús".

Salvador Tello preside la Federación de Familias para la Paz Mundial, AC en México anunció la visita del reverendo Moon a la ciudad de México.

Posesiones

El hombre norcoreano de 86 años de edad es en verdad polémico. Su movimiento de unificación es dueño de bancos, hoteles, de una fábrica de maquinaria pesada, y otra que construye barcos pesqueros. Tiene también medios de comunicación como la Agencia de Noticias Usted Press Internacional y el diario estadounidense Washington Times. Incluso en años recientes apareció en la lista de las revista Forbes, que se encarga de exhibir a los hombres más ricos del planeta.

Por lo menos ese es el lado que se muestra sin ningún asomo de faltar a lo políticamente correcto, pero existen versiones de que la secta Moon -como le llaman algunos- ha financiando a grupos anticomunistas en diferentes países y por ello contó con la simpatía del entonces presidente estadounidense Richard Nixon, y ahora de Daddy Bush y Junior Bush, y que incluso tiene una licencia para la fabricación de armas ligeras. Estuvo en prisión por evasión de impuestos. Según el especialista en la secta Moon, Roberto Bardini, en los años 60 los moonies lograron recaudar del presidente Ronald Reagan 100 mil dólares para los contrarrevolucionarios nicaragüenses, que luchaban para derrocar al gobierno sandinista.

"El asunto es que hay gente fascinada con Moon y gente indignada con Moon", dice el investigador en asuntos religiosos Elio Masferrer, y agrega que da la impresión que los moonies consiguieron una serie de apoyos oficiales, convirtieron el trabajo de los feligreses en capital y crearon empresas.

Masferrer -presidente de la Asociación Mexicana para el Estudio de las Religiones- dice: "Moon tiene una propuesta religiosa bastante disonante con lo que estamos acostumbrados a tratar y es precisamente esa relación entre lo económico y lo político. La diferencia con otros líderes religiosos es que Moon ha estructurado un imperio económico y muestra preocupación por lo político. Podemos decir que es otra visión del mundo que no es la visión judeocristiana, sino occidental".

Los frutos de ser prisionero

Moon era hijo de campesinos y en 1950, cuando inició la guerra de las Coreas, fue víctima de las autoridades comunistas que se apoderaban del Corea del Norte y sometían a líderes religiosos. Entre ellos, el reverendo que fue prisionero por más de tres años, hasta que fue rescatado por las fuerzas de paz de la ONU.

Después de abandonar la cárcel, Moon inició la preparación de sus seguidores. Continuó con su movimiento de unificación que había creado al término de la Segunda Guerra Mundial y en 1959 mandaba a sus primeros representantes a predicar en Estados Unidos. Lo de ser prisionero de grupos comunistas comenzó a rendirle frutos 10 años después, cuando realizó personalmente su trabajo en EU. Muchos de sus adeptos marchaban en favor del ex presidente Richard Nixon durante el caso Watergate.

Para entonces Moon, que con el paso de los años se trasladó a vivir, a Nueva York, realizó giras con un discurso anticomunista en más 35 países. Comenzaba su imperio que lo llevaría finalmente a la aceptación de los polos más conservadores del gobierno estadounidense.

Apenas en marzo pasado, en una sala del propio Senado de Estados Unidos, en presencia de varias decenas de legisladores republicanos y demócratas, se coronó al reverendo Moon y a su esposa. La organización de éste, a su vez, entregó el carácter a varios de embajadores de la paz a varios de ellos. La coronación de Moon por parte de los congresistas, a la que no fue invitada la prensa estadunidense, se ventiló gracias a un periodista de On line quien vio la información en los trascendidos de The Washington Post. Al día siguiente el diario tuvo que publicar la nota en primera plana.

Los cálculos más desorbitados son que la organización de Moon, del "excéntrico millonario", como le llaman, tiene más de 2 millones de seguidores en 120 países. La mayoría de fieles está en Corea del Sur, Japón, Estados Unidos y Alemania. Sin embargo, en España, el grupo no ha podido establecerse desde 1974, porque las autoridades de esa nación no lo han permitido. Quizá se deba a un documento del Parlamento Europeo sobre las nuevas religiones, que fue filtrado a medios españoles y en el que se considera a la secta Moon como una de más "peligrosas" y "destructivas", debido al lavado de cerebro que le da a sus miembros.

La cuestión aquí es que al reverendo Moon se le puede considerar como un religioso-político que de alguna manera se rodea de personajes que le dan prestigio. Es públicamente conocida la simpatía del actual presidente de Estados Unidos, George W. Bush y de su padre. También la de otros ex presidentes.

Relaciones políticas

El experto en religión Elio Masferrer dice que lo que está claro es que la actividad religiosa lo lleva a realizar acciones políticas y en sus actos contrata a oradores que han sido ex presidente, ex senadores, ex funcionarios. Incluso alguna vez vio por video un evento del reverendo Moon en Washington donde Ronald Reagan y a Luis Echeverría participaron como oradores. "Son conferencistas y son contratados, eso no significa que sean de la organización Moon, pero de alguna manera eso le da prestigio por contagio, le da presencia. La mayor parte de los invitados son líderes de opinión, directores o jefes de redacción. Había pastores, pero por ejemplo, el que exponía era un ex secretario de la Marina de Guerra que habló sobre la importancia del desarrollo del progreso. En el caso de Luis Echeverría, éste expuso sobre el papel de la familia".

El reverendo Moon se ha casado cinco veces y tiene 13 hijos bajo el argumento de que "amarse y multiplicarse es un deber santo. Jesús hubiera fundado una familia si no hubiera sido crucificado". En 1960, cuando tenía 40 años, Moon encontró a su quinta Eva, una joven de apenas 18 años de nombre Hak Ja Han Moon, precisamente con quien aparecerá hoy en México.

¿Secta o mafia?

Así lo describe el experto en la secta Moon, Roberto Bardini: ¿Iluminado o profeta? ¿Profeta mártir o gurú impostor? ¿Cruzado de la fe o embaucador internacional? ¿Un rebelde al que sus ideas lo llevaron a la cárcel o simplemente un degenerado sexual y un delincuente económico? ¿Más de 50 mil adeptos hasta 1990 en Estados Unidos o 5 mil alterados mentales? La secta Moon, dice Bardini, es una especie de mafia financiero-teológica que cuenta con alrededor de 110 empresas y tiene presencia, además de EU y Corea, en Francia e Inglaterra. Y su imperio económico está repartido en Asia, Europa y Latinoamérica.

Controversial, describe, porque la llamada Iglesia de la Unificación es accionista del consorcio militar MacDonnell-Douglas, que tiene su principal fábrica llamada Tongil industrial y produce fusiles M-16, lanzacohetes M-79 con licencia estadounidense y metralletas M-60, entre otras.

Bardini dice sus adeptos trabajan por un puñado de pesos, Masferrer dice que trabajan gratis en un sistema multinivel en el que a veces la organización Moon les vende sus propios productos para que a su vez los vendan. "Los feligreses en general se van a vivir a estructuras comunitarias del propio Moon, se alejan de sus familiares y esto hace que comiencen a tener una dependencia económica muy fuerte, porque trabajan en la empresa y viven en la casa de la organización". Por otro lado, dice, tiene estrategias de comunicación porque es un holding que tiene proyectos económicos, se hace llegar a grupos de políticos, tiene un grupo religioso y organización social con lo de los matrimonios. Hoy viene a México a nombrar embajadores de paz, aquí sólo ha casado a decenas. "La mayoría lo aceptamos porque sabemos que viene de Dios".