Orang Pendek

Original: http://es.wikipedia.org/wiki/Orang_Pendek

De Wikipedia Saltar a navegación, búsqueda "El Orang Pendek es un homínido de baja estatura, vello rojizo, cultura y lenguaje propio, en extinción, del cual se tienen restos fósiles, huellas, pelo, excrementos, ADN y testimonios de avistamientos.

Se están realizando expediciones para su protección. Los restos fósiles datados en 18.000 años de antigüedad encontrados recientemente del llamado Homo floresiensis se encuadran en la descripción de los avistamientos." Esta descripción es la típica de la criptozoología más acrítica. En realidad no existen tales restos fósiles, y todas las pruebas físicas de pelo, excrementos, ADN, etcétera, siempre resultan esquivas, y nunca han sido adecuadamente analizadas y comparadas con otros candidatos probables, como pueden ser los orangutanes y otros animales de Sumatra. De esta forma se consigue perpetuar el mito, tan atractivo y a veces tan provechoso.

De hecho, las únicas expediciones que se hacen es para intentar avistarlo y documentar su existencia, pero no para protegerlo, pues no hay nada que proteger todavía. Orang Pendek («pequeño hombre») es una de tantas criaturas mitológicas, propias del rico folclore humano, fenómeno repetido en muchos lugares y tiempos. No existe evidencia física auténtica de la existencia de un primate de estas características. Lo único que existen son las habladurías del pueblo de Sumatra, que también dicen que esta criatura tiene unos pies con los dedos dirigidos hacia atrás, para despistar a cualquiera que pretenda seguir sus huellas. Habría que darle a esta afirmación tanta fuerza como se le da a la de su existencia.

Durante todo el tiempo que el Orang Pendek ha recibido la atención de los criptozoólogos, los avistamientos han sido lejanos o son informes indirectos, de nativos, que afirman haberlo visto. Por supuesto, dichos nativos poseen una creencia asumida por tradición de que tal animal existe y que alguna vez habrá de verlo. Es un típico caso como el del yeti o el sasquatch.