Grupos racistas repudian la presencia de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos

5 de abril, 2001

Actualizado: 11:59 AM hora de Nueva York (1559 GMT)

Por Celina RODRIGUEZ

ATLANTA (CNN) -- El acelerado crecimiento de la población latina en Estados Unidos, confirmada por el Censo 2000 en más de 36 millones en todo el país, llevó a un grupo racista a presentar una demanda contra las autoridades del norte de Georgia. Su mensaje fue claro: Oposición total a una posible apertura de fronteras.

Unos treinta integrantes de "Alianza Nacional" o "National Alliance"en Inglés, expresaron el sábado públicamente su descontento frente al edificio de la Corte del Condado de Hall, en la ciudad de Gainesville.

Portando letreros con mensajes en contra de los inmigrantes, principalmente mexicanos, que decían "Close our Borders", "Report Illegals in Georgia", "Never Aztlán", y "No Spanish spoken here" entre otros, los miembros de "National Alliance" expresaron su urgencia de "advertir a la comunidad de que el problema es serio y requiere de soluciones inmediatas.".

"Nos está invadiendo una fuerza hostil que lo único que quiere es apoderarse de América", dijo Chester Doles, uno de los coordinadores de la manifestación. "Traen nuevamente a nuestro país enfermedades que estaban erradicadas y que ahora vuelven a aparecer gracias a nuestros invasores de piel oscura".

Piel clara y piel oscura
Este rechazo total contra mexicanos por parte de "National Alliance", una organización que dice defender la pureza de la gente de piel clara y que se opone rotundamente a la presencia en Estados Unidos de inmigrantes no europeos y de piel oscura, se tradujo en una demanda en contra de las autoridades de la ciudad de Gainesville alegando que la presencia de inmigrantes denigra su comunidad, y baja además el valor de sus propiedades.

"¿Quién necesita más sífilis? Los mexicanos representan el 8 por ciento del total de la población del condado de Hall, se estima que crecerán hasta el 11 por ciento y representan el 52 por ciento de los casos de enfermedades sexualmente contagiosas", aseguró Billl Williams, coordinador de National Alliance en Carolina del Norte, al participar como el orador principal de la protesta.

"Nosotros hicimos este país, los programas del sistema social son para nosotros y no para que cualquiera venga y los aproveche", dijo por su parte Mark Adams, miembro de National Alliance. "¡Los mexicanos tienen a México!".

Ignorancia y miedo
Para un reducido grupo de residentes de Gainesville que se presento a manifestar su oposición por la protesta de National Alliance, los ataques de este organismo hacia los inmigrantes denotan su completa ignorancia de la comunidad inmigrante.

Gregorio Bautista, director de Puente, un programa sin fines de lucro que asiste a personas indocumentadas, dijo que "los miembros de National Alliance no saben los hechos, ignoran que esa mano de obra es la espalda de la economía del Estado y del país".

"Su odio está basado en el miedo, en el completo desconocimiento de la gente diferente a ellos", agregó Bautista.

Este sentimiento encuentra eco entre latinos e inclusive anglosajones que viven en Gainesville.

Eleane Greene es maestra de inglés. A ella la cultura, la gente, los estudiantes y sus padres le gustan mucho, dice en referencia a los inmigrantes mexicanos.

"Los inmigrantes hacen una gran aportación a la economía local, su labor; la mano de obra", dijo por su parte Aidé de la Fuente, editora del periódico "México Lindo". A ella, la protesta del fín de semana no le sorprende. "Ya han habido otras manifestaciones, la primera vez fue de los del Ku Klux Klan, hace tres o cuatro años, también se presentaron solamente 14 ó 15 elementos ", comentó De la Fuente.

El orgullo del trabajo
Este mensaje de odio hacia los inmigrantes no parece preocupar a los mexicanos que viven en el este de Gainesville. Muchos de ellos, ajenos completamente a la protesta en su contra, llevaban a cabo sus actividades de costumbre. Orgullosos por lo que, dicen, representa su aportación al mercado laboral de Georgia, muchos de ellos aseguraron que las declaraciones de sus agresores, no tienen sentido.

"Siempre que he visto en las construcciones, los hispanos somos los que trabajamos y los americanos, pos ellos son nada más los mayordomos", opinó Fausto Moreno, inspector de carnicerías.

"Este país es de puros inmigrantes… si nosotros somos inmigrantes, ellos también fueron inmigrantes o lo han sido", observó Osvaldo, un mexicano que vive en Gainsville.