Mueren 78 por bomba en mezquita iraquí

Original: http://www.elnorte.com/internacional/articulo/755000/

Jun 19, 2007

La mezquita Al Jalani, ubicada en barrio Sinak del centro de Bagdad, resultó con severos daños a causa de la explosión.

El ataque coincide con el inicio de un operativo de gran envergadura que el ejército de EU e Iraq realizan contra Al-Qaeda al noreste de Bagdad

Bagdad,  Iraq (19 junio 2007).-  Al menos 78 personas murieron y otras 200 resultaron heridas hoy por la explosión de un camión bomba cerca de una mezquita chiita en Bagdad, en el atentado más sangriento de los dos últimos meses en la capital.

El ataque coincide con el inicio de un operativo de gran envergadura de los ejércitos estadounidense e iraquí contra la red terrorista Al-Qaeda al norte de Bagdad.

En la macroofensiva participan cerca de 10 mil soldados de EU e Iraq.

Bautizada "Arrowhead Ripper", la acción iniciada anoche se concentraba en Baquba, capital de la provincia de Diyala, un bastión de Al-Qaeda, afirmó el ejército de Estados Unidos. Miles de personas han muerto desde hace un año en esa zona en ataques de los insurgentes.

"Unos 10 mil soldados, apoyados por helicópteros de combate y blindados, participan en la operación Arrowhead Ripper que acaba de comenzar", afirmó el ejército estadounidense en un comunicado.

En Bagdad, las víctimas de la explosión fueron trasladadas a cinco hospitales de la capital, precisó un responsable de los servicios de seguridad.

El camión atiborrado de explosivos estaba dentro de un estacionamiento cercano a la mezquita Al Jalani, en el céntrico barrio de Sinak, y su blanco eran civiles, precisaron fuentes del Ministerio de Interior y de Defensa.

La mezquita resultó seriamente dañada por el hundimiento de varias paredes de ladrillo y cemento. Las ventanas de edificios aledaños estallaron en pedazos y un puente del Río Tigris que lleva al barrio de Sinak, fue cortado al tráfico.

Según testigos, varios automóviles que venían de esa zona tenían los vidrios rotos y las carrocerías deformadas por la onda expansiva.

La fuerte explosión, que se registró alrededor de las 14:00 horas locales, provocó una espesa nube de humo negro que se elevó por encima de la ciudad y un cráter de tres metros de profundidad y seis de diámetro.

Un grupo de mujeres gritaba de dolor cerca de la mezquita después de la explosión mientras que otros clamaban que los responsables fueron los mismos que cometieron el atentado de Samarra.

Decenas de tiendas fueron destruidas en esta zona de mucho comercio.

Después de la explosión, las fuerzas del orden dispararon para regular el tráfico automovilístico en el barrio.

Los Policías participaban en la evacuación de los heridos con la ayuda de civiles, mientras seguían ardiendo los automóviles incendiados en la explosión, comprobaron periodista en el lugar.

El atentado de hoy se produce pocos días después del levantamiento de un toque de queda total impuesto en la capital iraquí tras la destrucción el pasado miércoles en un atentado de los dos minaretes del mausoleo chiita de Samarra, ciudad sunita situada al norte de Bagdad.

La destrucción de la cúpula de este mismo mausoleo en un atentado en febrero de 2006 provocó un estallido de violencia sectaria en Iraq.

El atentado se produce también después de un periodo de calma relativa en Bagdad, donde el ejército estadounidense desplegó progresivamente refuerzos suplementarios en el marco de un plan de seguridad para la capital.

Unos 85 mil soldados estadounidenses e iraquíes vigilan ahora la ciudad.

El anterior atentado más mortífero en Bagdad tuvo lugar el 18 de abril, cuando al menos 140 personas murieron y 155 resultaron heridas en la explosión de un coche bomba en el mercado de Sadriya, un barrio cercano a Sinak