Hallazgo de huesos animales reabre la polémica de Qumram

Original: http://www.efe.es/

Jerusalén, 17 ago 2005 (EFE).- El hallazgo de huesos animales en Qumrán, en una de cuyas cuevas fueron descubiertos por un pastor beduino los Rollos del Mar Muerto, hace más de medio siglo, ha dado pábulo a una nueva polémica en torno a quienes los escribieron.

Un equipo de arqueólogos y expertos encabezado por Randal Price, de la Universidad de Trinity, de Nueva México, informó a la prensa de que los restos pertenecerían a los animales cuya piel sirvió los escribas que difundieron la versión más antigua conocida de las Sagradas Escrituras, exhibidas en el Museo del Libro de Jerusalén.

En contra de una última teoría arqueológica, que sostiene que en Qumrán residió una comunidad judía "normal", Price y organizaciones cristianas integristas de EEUU -que patrocinan sus excavaciones- sostienen que en ese lugar del desierto bíblico de Judea vivieron los esenios en "el monasterio más antiguo de Occidente".

El diario Haaretz informa hoy martes de que el arqueólogo israelí Yuval Peleg, que también investigó en ese yacimiento frente al Mar Muerto, descubrió restos óseos de mujeres y niños en un cementerio del lugar, así como joyas y frascos de perfume.

Price, asistido por el arqueólogo israelí Gutfeld, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, afirmó en una rueda de prensa que el yacimiento "no es algo común", y que hay descubrimientos muy importantes no analizados ni dados a publicidad".

Según Gurfel, que acompaña a Price desde el 2002, "aunque no hubieran residido los esenios, puede ser que vivieran en este lugar los miembros de otra secta" que pudo escribir los "Rollos".

El arqueólogo estadounidense expresó la seguridad de que descubrirán finalmente las pruebas de que los más de 600 fragmentos de las Sagradas Escrituras fueron escritos en Qumrán, lo que hasta la fecha nunca ha sido probado fehacientemente.

"Qumrán es un lugar santo y prueba contundente de las palabras de Dios, y por esto tiene tanta importancia para nosotros", dijo Gary Colt, representante de las organizaciones cristianas que financian las excavaciones, y prometió difundir su resultado "cualquiera sea".
Según Price, los huesos animales fueron hallados debajo de los pisos de casas descubiertas en Qumrán, lo podría ser indicio de algún culto de sus antiguos moradores.