Relacionan a murciélago con deidad maya

Original: http://www.elnorte.com/ciencia/articulo/683021/

Desde su origen es considerado como emisario de los dioses y encargado de ejecutar el sacrificio por decapitación.

Un estudio iconográfico del INAH describe al quiróptero como posible 'alter ego' de algún dios mesoamericano

Ciudad de México  (19 octubre 2006).-  Aunque no se han encontrado elementos suficientes para denominar "dios" al murciélago, no hay duda de que para las culturas de Mesoamérica y, en particular, para la Maya, este animal fue considerado como una entidad sobrenatural, reveló un estudio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

A través de un comunicado, el organismo informó que es probable que al murciélago se le haya contemplado como un "alter ego" zoomorfo de alguna deidad, razón por la que, de acuerdo con estudios arqueológicos e iconográficos, el quiróptero también sirvió de emblema para varias ciudades.

El historiador Roberto Romero, partícipe del Seminario Permanente de Iconografía de la Dirección de Etnología y Antropología Social del INAH, expuso que al murciélago lo vemos representado en distintas civilizaciones.

"Su imagen nos es evidente desde el Clásico Temprano, en varias urnas de Oaxaca, hasta el Posclásico en el Altiplano Central, en la magnífica escultura de barro descubierta en el poblado de Amecameca, y que actualmente se exhibe en el Museo del Templo Mayor", detalló.

Copán, Honduras; Zinacantán, Chiapas, y Zinacantepec, Estado de México, son algunas de las urbes que tuvieron una relación directa con el icono del murciélago.

En el caso del primero, el glifo que los identifica es la cabeza del animal, y si bien los epigrafistas no lo han logrado leer, "podemos interpretar que los señores de Copán tenían como animal protector al murciélago", destacó.

Para el territorio mexicano, las crónicas del siglo 16 refieren ciudades cuyo emblema fue el murciélago.

Es el caso de Zinacantán, "Lugar de murciélagos", ubicado en la región de los Altos de Chiapas.

Ese sitio fue un importante productor y comercializador de plumas de quetzal, pieles de jaguar y piezas de ámbar.

Romero, investigador adscrito al Centro de Estudios Mayas de la UNAM, detalló que el área maya el quiróptero también está presente en vasijas, dinteles y esculturas, así como en códices y diversos textos coloniales de tradición indígena.