Hurgan en cenote cementerio maya

Original: http://www.elnorte.com/ciencia/articulo/751401/

Jun 7, 22007

Especialistas del INAH buscarán saber por qué motivo fueron colocadas las osamentas en el cenote

Especialistas del INAH indagarán los motivos por los que fueron depositadas las osamentas en este cuerpo de agua.

Ciudad de México  (7 junio 2007).- Un grupo de 118 esqueletos humanos de la antigua civilización maya, descubiertos en un cenote de Quintana Roo, serán objeto de un estudio interdisciplinario para determinar el contexto bajo el cual se originó ese espacio funerario.

Las hipótesis de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) apuntan a que pudo tratarse de alguna cuestión bélica entre linajes, rebeliones en contra del gobierno español o la exhumación de cadáveres que eran colocados en cuerpos de agua, indica ese instituto en un comunicado.

El estudio forma parte del Proyecto Cementerios Acuáticos Mayas, encabezado por la arqueóloga Carmen Rojas Sandoval, especialista del INAH.

Rojas informó que para despejar incógnitas sobre el sitio, se tiene programada una nueva temporada de exploraciones a desarrollarse durante el segundo semestre de este año.

El proyecto de investigación incluye el desarrollo de acciones para la conservación de este cenote (del cual no se precisa su localización para evitar el saqueo), y será patrocinado por National Geographic, luego que durante el 2006 fue presentada la propuesta para su financiamiento.

La arqueóloga indicó que el cementerio sumergido fue registrado formalmente en 2003 e incluido en el Atlas Nacional Arqueológico, tarea durante la cual se contabilizaron los restos esqueléticos y se recolectaron algunos cráneos para su estudio, el cual confirmó que se trata de individuos mayas de la época prehispánica.

"La intención ahora es hacer una reconstrucción del contexto para determinar cómo se formó este depósito en el cenote, si fueron arrojados a modo de sacrificio, si fue resultado de algún conflicto entre linajes a manera de vendetta, si el material óseo fue exhumado y redepositado creando así un cementerio intencional e inclusive producto de las rebeliones de grupos mayas en contra de los españoles", refirió.

Los investigadores no creen que se trate de sacrificios, porque los 118 esqueletos corresponden a adultos, y generalmente para este tipo de prácticas dedicadas a la deidad acuática maya, Chac, se prefería a niños. Además no han encontrado ofrendas