Son falsas 'reliquias' de Juana de Arco

Original: http://www.elnorte.com/ciencia/articulo/732472/

Abr 4, 2007

En épocas medievales y posteriormente, los restos molidos de las momias eran usados como medicinas para tratar enfermedades.

Científicos creen que un farmacéutico del Siglo 19 transformó los restos de una momia egipcia en una falsa reliquia

París,  Francia (4 abril 2007).-  Los presuntos restos de la heroína francesa Juana de Arco son, de hecho, los de una momia egipcia, dijo un equipo internacional de investigadores que empleó métodos forenses de alta tecnología para demostrar la farsa.

Se había dicho que un hueso de la costilla, junto con un trozo de tela y el fémur de un gato, habían sido encontrados en el sitio donde Juana de Arco fue quemada en la hoguera en Rouen, una población de la Normandía, en 1431.

En 1909, el año en que fue beatificada, los científicos declararon que era altamente probable que los restos fueran de la heroína.
Sin embargo, a partir del año pasado, 20 investigadores de Francia, Suiza y Benín decidieron hacer un nuevo examen. Su hallazgo de que el hueso provenía de una momia egipcia los sorprendió inclusive a ellos.

Una de las hipótesis es que el fraude fue preparado en el Siglo 19, tal vez para propulsar el proceso de beatificación de Juana de Arco. Ella fue santificada en 1920.

En épocas medievales y posteriormente, los restos molidos de las momias eran usados como medicinas para tratar enfermedades del estómago, menstruaciones prolongadas o dolorosas, y toda clase de problemas sanguíneos, dijo Philippe Charlier, quien encabezó el equipo de investigadores.

Por lo tanto, la hipótesis es que un farmacéutico del Siglo 19 estuvo detrás del fraude, y transformó los restos de una momia egipcia en una falsa reliquia, o en los falsos restos de Juana de Arco, dijo.

Lo que todavía se ignora es la razón.

"Probablemente, no fue por razones de dinero", dijo Charlier. "Tal vez fue por motivos religiosos. Quizás (el fraude) fue creado para aumentar la importancia del proceso de beatificación en 1909".

Los exámenes determinaron que el hueso era de entre el séptimo y el tercer siglo antes de Cristo, señaló. El hueso del gato data del mismo periodo, y también fue momificado.

Pero los investigadores no lograron extraer ADN de los restos. Por lo tanto, se ignora el sexo, tanto de la momia, como del gato.

"Los productos para embalsamar parecen haber impedido la conservación de ADN", indicó Charlier.

Los restos habían sido recogidos aparentemente de la pira en que ardió Juana de Arco, y conservados por un farmacéutico hasta 1867, antes de ser entregados a la arquidiócesis de Tours.

Juana de Arco fue procesada por herejía y brujería y quemada en la hoguera, tras conducir a los franceses a varias victorias sobre los ingleses durante la Guerra de los Cien Años, especialmente en Orleáns, al sur de París. Juana es también conocida como "la doncella de Orleáns".

La muchacha, una campesina analfabeta procedente de Lorena, en el este de Francia, se disfrazó de hombre en sus campañas bélicas. De gran espíritu místico, aseguraba haber oído voces de santos que le ordenaban luchar contra los ingleses.