Familia ostrácodos fosilizada

Fuente:

Dec 11, 2006

Un grupo de científicos británicos descubrió una familia de ostrácodos (pequeños crustáceos de la familia de los camarones) integrada por la madre y 20 huevos, dos de los cuales se presume contienen especímenes ya desarrollados en gran parte de su anatomía, incluidos ojos y patas

Un grupo de científicos británicos descubrió una familia de ostrácodos (pequeños crustáceos de la familia de los camarones) integrada por la madre y 20 huevos, dos de los cuales se presume contienen especímenes ya desarrollados en gran parte de su anatomía, incluidos ojos y patas.

El equipo de científicos tomó imágenes digitales de los fósiles de los ostrácodos, que fueron encontrados en excelente estado de conservación en medio de depósitos de ceniza volcánica ubicada entre las rocas de Herfordshire. Su hallazgo se publica en el número más reciente de la revista Proceedings, de la Real Sociedad.

David Siveter, especialista en geología, dijo que "los ostrácodos son muy comunes. Son crustáceos del tamaño de la cabeza de un alfiler, conocidos a partir de miles de especies que habitan en estanques y océanos, así como de incontables fósiles que datan de hace más de 500 millones de años de antigüedad. Sin embargo, encontrar sus partes blandas fosilizadas es extremadamente raro.

"De hecho los ejemplos de huevos fósiles de invertebrados son también contados. El fósil que encontramos nosotros contiene partes anatómicas de tejido suave pertenecientes a los ojos y a las patas, además de 20 huevos, cada uno de medio milímetro de diámetro, y de dos posibles ostracódos jóvenes."

El fósil fue bautizado como Nymphatelina gravida, que significa "joven mujer gestante del mar". Este destacado descubrimiento provee a los científicos una visión única e inequívoca de los cuidados que tenía esta especie con sus crías, que marca un hito en el registro de los invertebrados.

El descubrimiento fue efectuado por David Siveter, de la Universidad de Leicester; Derek Siveter, de Oxford; Mark Sutton, del Colegio Imperial de Londres, y Derek Briggs, de Yale. (Universidad de Leicester)