Descubren un sarcófago de bronce en Irán

From: http://www.elnorte.com/ciencia/articulo/524194/

Los especialistas también descubrieron tres diademas cubiertas de oro
Por AFP
Grupo Reforma

Teherán, Irán (15 mayo 2005).- Unos arqueólogos desenterraron en el oeste de Irán un sarcófago de bronce que contenía un esqueleto con una máscara cubierta de oro que podría tener 2 mil años, indicó este sábado a la AFP un responsable local.

"Este descubrimiento no tiene precedente en la provincia", declaró el jefe de la organización del patrimonio de la provincia de Lorestan, Sirus Ebrahimi.

Según la Organización Nacional de Patrimonio, los arqueólogos también descubrieron tres diademas cubiertas de oro que sugieren que la tumba pertenecía a un personaje de rango social elevado.

El féretro, que mide 1.80 m de largo, fue descubierto fortuitamente cerca de una granja en los alrededores de Jorramabad.

"Unos aldeanos nos indicaron que la gente buscaba en esa esquina con detectores de metales así que nos precipitamos en el lugar y bloqueamos el sector", dijo Ebrahimi.

El descubrimiento se produjo el 10 de febrero y no fue hecho público hasta este sábado para dar tiempo a los arqueólogos a excavar, e impedir los pillajes que tiene lugar en Irán, una tierra arqueológicamente muy rica.

La presión quebró el sarcófago en cuatro pedazos y los elementos de la tumba fueron enviados al laboratorio para su examen.

Este féretro tendría entre mil 700 y 2 mil 200 años, indicó Ebrahimi.

Según Jalal Adeli, jefe del equipo de excavaciones, la cerámica exhumada en el lugar hace pensar que pertenece a la época parta.

Bajo el reinado del rey Mitridato (171 a 138 a.C.), los partos anexionaron la mayor parte de Persia y luego las tierras que se extienden entre el río Eúfrates y Afganistán, donde impusieron su dominio durante cinco siglos.

Los arqueólogos carecen de fuentes escritas sobre esta época en Irán, lo que confiere aun más valor a estos hallazgos de Lorestan ya que una vez limpios, los expertos podrán descifrar las inscripciones que aparecen en la tumba.