Descubren concreto en pirámides egipcias

Original: http://www.elnorte.com/ciencia/articulo/701880/

Dic 21, 2006

Ciudad de México  (21 diciembre 2006).- Las pirámides de Egipto, la única de las maravillas del mundo antiguo en pie, cuya construcción comenzó hace casi cinco milenios, están hechas no sólo con grandes bloques de piedra caliza labrada, como suponen los egiptólogos, sino también con pequeños bloques cementados.

Esta afirmación, que implicaría el uso de tecnología de cemento 2 mil 500 años antes que los romanos lo emplearan para construir sus grandes obras civiles, es postulada por el científico Michel W. Barsoum, del Departamento de Ingeniería de Materiales de la Universidad Drexel, en Filadelfia.

En el reporte de sus conclusiones, publicadas en la edición de este mes del Journal of American Ceramic Society, el experto escribe que el uso de esta variedad de cemento podría explicar, en parte, cómo los egipcios pudieron levantar semejantes estructuras.

El trabajo, iniciado hace casi cinco años junto con Adrish Ganguly y Gilles Hug (éste del Centro Nacional para Investigación Científica de Francia) contradice la tesis aceptada, pues los egiptólogos piensan que las pirámides están hechas sólo con piedra labrada.

Barsoum y sus colegas argumentan que los constructores usaron bloques unidos con concreto en las cubiertas externas e internas, y, probablemente, en las mitades superiores de esas colosales estructuras, donde habría sido complicado subir piedra labrada, como hasta hoy se cree.

"Para mí (en el primer caso) no se trata de una hipótesis, ni de una teoría, porque la evidencia es contundente. Lo que observamos nunca había sido reportado como algo natural, las piedras que observamos fueron hechas sintéticamente, no hay duda sobre eso", asegura Barsoum en entrevista.

El también profesor originario de Egipto analizó químicamente, con microscopía electrónica y escaneó muestras provenientes de dos de las pirámides, la de Khufu y Khafra, así como de los alrededores de Giza, tras lo cual encontró proporciones de minerales inexistentes en cualquier fuente conocida de piedra caliza.

Y a partir de la mezcla de piedra caliza, arena y arcilla, las cuales fueron "cementadas" con materiales como silicatos de calcio, magnesio y dióxido de silicio, determinó que se trata de un producto hecho por la mano humana.

"Una de las muestras fue proporcionada por Lauer, un famoso egiptólogo en París, ahora fallecido, quien nos invitó a analizarlo", refiere el experto.

Agrega que asimismo consultaron información histórica, como los resultados de un estudio hecho en los 50 en La Sorbona, que concluyó que las pirámides contenían hierro y fosfatos, y un experimento fallido de los 70 para visualizar al interior de las mismas utilizando radiación electromagnética.

Al final, encontraron que en esos fragmentos había compuestos elaborados artificialmente.

"Si usted le pregunta a un geólogo ¿podemos tener esto en una piedra caliza?, le responderá: nunca hemos visto algo así", agrega.

Barsoum cree que la fuente del material cementante fue la roca diatomita.

Al científico le gustaría tener muestras de las tres pirámides, para lo cual hizo la petición a las autoridades egipcias, pero es casi imposible obtenerlas. Admite que mientras no logre obtener fragmentos de la base de las mismas, no podrá asegurar si también en esa zona se usaron, como sugiere, bloques de concreto.

Pistas para reabrir expediente

Barsum ha sido criticado por expertos tanto en Egipto como en Estados Unidos, pues suponen que pudo obtener sus muestras de lugares donde habría mezcla de materiales antiguos y cementos modernos.

"No creo ser un idiota para confundir el Portland con lo que descubrimos. Éste no es un estudio de bajo perfil, soy miembro de la Sociedad Americana de Cerámica, he publicado 150 artículos y construido una reputación durante 25 años, tengo mucho que perder", expresa. "Si tuviera .1 por ciento de duda acerca de que fuera cemento Portland o algo relacionado, nunca hubiera publicado el artículo".

Barsoum se congratula de haber mostrado evidencias para reabrir un caso que ya se daba por cerrado.

"Si después de esto los egiptólogos no quieren reabrir el expediente, no sé por qué se llaman científicos", sentenció.